Avances de la Reforestación de tara en la loma de Tacahuay

Por: Martín Zambrano
Asociación Civil Labor.

El proyecto ADMICCO interviene también en ecosistemas frágiles que brindan servicios ambientales a las ciudades costeras en que trabaja. A 39 Km al sur de Ilo se encuentran las lomas de Tacahuay y Huacaluna, uno de los últimos relictos de Tara en la zona sur del Perú. Desde su inicio se han logrado grandes avances en la reforestación de la loma de Tacahuay.

En junio del 2011 se instalaron en la loma 5 atrapanieblas dobles (400 m2 de cobertura de malla para la captación de neblina), un reservorio de agua de 300 m3, un sistema de riego por goteo para las primeras 10 Ha, un neblinómetro, una estación meteorológica y una caseta de vigilancia. Todo ello cercado para evitar el ingreso de ganado caprino, ovino y vacuno a la zona de reforestación.

En noviembre del 2011 se realizó la primera reforestación, sembrándose 124 plantones de Tara (Caesalpinia spinosa) debido a que ese año sólo se pudo almacenar 50 m3 de agua captada por los atrapanieblas, pues fueron terminados de instalar en setiembre del mismo año, impidiendo captar y almacenar agua en los meses de junio a agosto, período de mayor captación.

La situación fue distinta en el 2012, pues con el sistema perfectamente instalado se logró almacenar 250 m3 de agua, volumen suficiente para realizar la segunda reforestación, en la cual se reforestaron 1000 plantones de tara. A la fecha se tienen cubiertas 10 Ha de las 15 Ha que se tiene como meta hasta la finalización del proyecto. En setiembre del 2013 se completarán las 691 taras restantes.

Este proyecto ha tenido desde el inicio la participación del Grupo Iniciativa, liderado por la Municipalidad Distrital de Ite, en el que participan desde el 2009 la Gerencia de Recursos Naturales del Gobierno Regional de Tacna, la Municipalidad Distrital de Ilo, la Universidad Jorge Basadre Grohmann de Tacna, la Gerencia de Recursos Naturales del Gobierno Regional de Moquegua, la Universidad Nacional de Moquegua sede Ilo y la asociación de capricultores San José de Ite. Hoy se está integrando al Grupo un empresario del sector turismo, con interés en integrar las lomas de Tacahuay en el circuito turístico que se ofrece en la región.

Además, las actividades de reforestación se han constituido en actos participativos, donde además de la participación activa del Alcalde de la Municipalidad Distrital de Ite y sus funcionarios, se ha tenido presente a dirigentes y ciudadanos de Ite, la Red Universitaria de la Universidad Nacional de Moquegua (RUA UNAM) y la red de jóvenes Chiribayas “Por el buen vivir”, ambas de la provincia de Ilo. Ellos, con su presencia aseguran que la recuperación de lomas no es solo de interés científico, sino que se trata de un proyecto que cada vez más cala en la conciencia  de nuestra población, como parte de su derecho a un medio ambiente sano, en un contexto de cambio climático. La participación ciudadana es base para la replicabilidad y sostenibilidad de estos proyectos.

La zona está siendo visitada con más frecuencia, especialmente por universitarios de la facultad de Ingeniería Ambiental de la Universidad Nacional de Moquegua sede Ilo, así como de la escuela de Biología y Microbiología de la Universidad Jorge Basadre Grohmann de Tacna y de alumnos de la maestría de Gestión ambiental y Desarrollo sostenible de la escuela de Post Grado de la misma universidad, así, se va consolidando una importante zona para el aprendizaje y la aplicación de los conocimientos científicos de nuestros jóvenes.

La municipalidad distrital de Ite ha entendido que su proyecto tiene trascendencia para sus ciudadanos, pero también para los demás actores de la región. Por ello, su unidad formuladora con el apoyo del proyecto ADMICCO, viene elaborando un proyecto de inversión pública que asegure la sostenibilidad del proyecto en los años futuros; el proyecto contempla el mantenimiento del área reforestada, la construcción de una vía de acceso hasta la zona de reforestación, caminería para trekking, miradores turísticos e instalaciones y servicios para turistas e investigadores; con ello se promoverá con mayor eficacia el cuidado, protección y dará un aprovechamiento sostenible a este ecosistema, único de la zona sur del desierto peruano.