Proyecto ADMICCO introduce el Cambio Climático en Currículo Escolar

En tres colegios de la comuna de Pichilemu, se realizan actividades relacionadas a la temática de cambio, lo que ha promovido una reflexión en la comunidad educativa hacia una mayor conciencia ambiental, identificando los efectos inmediatos que se perciben hoy en esta zona costera.

Por: Oscar Rojas Connell

El Centro de Desarrollo Sustentable de Pichilemu, Cedesus, gracias al apoyo del Fondo de Protección Ambiental (FPA) del Ministerio del Medio Ambiente de Chile, ha desarrollado una iniciativa innovadora que busca incluir la temática del Cambio Climático en el currículo académico de los colegios de esta comuna del Secano Costero, donde se ha enfocado parte de la intervención realizada por el proyecto ADMICCO.

La Escuela Digna Camilo ha sido una de las que más rápido ha relacionado los contenidos del Cambio Climático con las asignaturas de Tecnología, Historia y Matemáticas, la profesora de esta última, Carmen Luz Carreño, asegura que la reflexión de los niños es lo más destacado de las herramientas a corto plazo que entrega el programa de actividades, como apoyo técnico y ensamble asociativo. “Los niños calcularon su huella de carbono y estaban sobre la media del país, solo 4 de 40 alumnos estaban bajo esa línea, por lo que se reflexionó sobre el uso del agua, la electricidad y un mejor tratamiento de la basura”, aseveró la educadora.

La profesional de Cedesus, Carla García, ha sido la encargada de acomodar las guías de apoyo en Cambio Climático que idearon en conjunto el Ministerio del Medio Ambiente y el de Educación, con el Currículo Académico Escolar, pero que no se estaban aplicando en las aulas. García explicó que se encontraron con los ajustes curriculares hechos por los ministerios durante el año 2009, pero en este momento están vigentes las bases académicas del 2012, por lo que las actividades educativas que involucra este proyecto FPA-ADMICCO debieron adaptarse para ser aplicadas, lo que ha sido muy positivo.

Otra de las labores de esta Bióloga en Gestión de Recursos Naturales en el proyecto ADMICCO, fue crear en paralelo al trabajo en aula, una guía de apoyo en Gestión de Riesgo por Cambio Climático, “fuimos generando actividades atractivas para los niños para entender estos temas y hacer la conexión, por ejemplo, como un Tsunami no solo afecta a las personas, sino que también a la biodiversidad de la zona”, declaró García. De esta forma las problemáticas del Borde Costero de la Provincia de Cardenal Caro han sido abordadas de forma transversal en los contenidos de las diferentes asignaturas y colegios como Los Libertadores, Charly’s School y Digna Camilo.

Los conocimientos previos de los estudiantes y los adquiridos gracias a esta iniciativa se han visto reflejados en la activa participación en el área de difusión del proyecto, “los chicos han superado nuestras expectativas, han aportado con sustancia en sus comentarios hechos en la radio y en televisión, motivándose también a realizar acciones para mitigar los efectos del Cambio Climático, han reflexionado y han generado una conciencia sobre las consecuencias a nivel global y en sus propias acciones cotidianas”, culminó García aludiendo al trabajo en Radio Isla FM y en el Canal 3 Comunitario de Pichilemu.

Lo que han dicho los alumnos

En el segundo ciclo básico de 5º a 8º, se aplican los objetivos de aprendizaje y las actividades que el Estado ha determinado, pero sin duda los alumnos han reconocido el valor que tiene el apoyo y complemento que ha entregado la iniciativa llevada a cabo por Cedesus. María Ignacia Galarce, de 8° año básico de la Escuela Digna Camilo, comentó que “desde la Revolución Industrial que el ser humano empezó a contaminar por el desarrollo tecnológico, lo que ha hecho que el clima esté cambiando, por la contaminación que nosotros mismos producimos”.

Los niños perciben con facilidad que las precipitaciones han disminuido y que llueve en épocas más cortas y con mayor intensidad causando inundaciones, también han identificado bruscos cambios en las temperaturas en días continuos donde al alba predomina el frío y al medio día el sol brilla y calienta, acompañado de una tibia brisa marina. “El proyecto nos hace reflexionar, no hace tomar conciencia y tomar medidas en relación al Calentamiento Global y a nuestras acciones negativas contra el planeta”, dijo Galarce.

La estudiante de 13 años agregó que “la municipalidad ahora está tomando más conciencia también, porque antes permitía que las personas dejaran la basura en bolsas colgadas en la calle y los perros callejeros las rompían y dejan la basura por todas partes, pero en noviembre será ley que todos tengan un tarro de basura adecuado”, apuntó la adolescente que sugirió que los conocimientos sobre Cambio Climático deberían estar dentro de lo que se enseña habitualmente en la educación chilena.

Por su parte la alumna María Francisca Carrasco, aseguró que “con nuestros compañeros hemos cambiado nuestra actitud y antes no nos importaba tirar la basura al suelo y ahora todos dejamos la basura en el basurero”. La joven incluso sugirió multas para las personas que arrojen basura en la calle como se hace en algunos países y en Pichilemu no solo se arroja al pavimento, sino que las playas y el mar son los más afectados por la acción del hombre. María Francisca culminó su relato diciendo: “Debe haber un cambio cultural y social en Chile, porque siempre se hace lo más fácil”.