Delimitación de la zona marino costera de la región Arequipa

Por: Asociación Civil Labor-Perú

El Gobierno Regional-GR de Arequipa desde el 2012 viene implementando un proceso de Zonificación Ecológica Económica y Ordenamiento Territorial (ZEE y OT), donde el proyecto ADMICCO-Labor participó contribuyendo en el reconocimiento de la necesidad de conformar un Grupo de Trabajo Especializado-GTE en zona marino costera (ZMC), integrado por La Oficina de Ordenamiento Territorial; la Autoridad Regional de Medio Ambiente; las Gerencias Regionales de Agricultura, Comercio Exterior y Turismo, Energía y Minas, Vivienda Construcción y Saneamiento, Producción; el Instituto del Mar del Perú (IMARPE); la Autoridad Portuaria Nacional (APN); las municipalidades Provinciales de Islay, Camaná y Caravelí; y la Asociación Civil LABOR-Proyecto ADMICCO.

El GTE se crea con los lineamientos: a) establecer el ámbito de la zona marino costera; b) caracterizar la ZMC traducida en mapas; c) apoyar los procesos técnico-social de la ZEE para llegar al Ordenamiento Territorial de las municipalidades provinciales y del departamento de Arequipa en el ámbito de la ZMC; d) identificar zonas sensibles a nivel de mesozonificación; y e) identificar zonas para determinadas actividades.

Dentro de los muchos conceptos que definen la zona marino costera, se siguió el enunciado formulado por Brito en el 2009, “La zona marino costera es el espacio o interface dinámica donde interactúan cuatro grandes sistemas: atmósfera, océano, agua dulce y la tierra. Es mucho más que una franja de mar con una línea fronteriza en la tierra o viceversa, la zona costera es un recurso natural único, formado por otros muchos recursos individuales, interrelacionados mediante procesos y fenómenos en permanente evolución, con un equilibrio dinámico”.

Bajo este marco conceptual, en el ámbito marino se utilizaron dos criterios:

a. Geomorfológico: considerando la extensión de la plataforma continental, tomando como límite inferior los 200 m de profundidad.

b. Administrativo y/o legal: La distancia de las 5 millas consideradas por la Dirección de Capitanías y Guardacostas del Perú.

Como procedimiento se determinó utilizar ambos criterios:

– tomando como base la distancia de las 5 millas, en las áreas donde la plataforma continental no cubría esa distancia;

– en áreas donde la plataforma continental excedía las 5 millas, se priorizó la extensión de la plataforma continental.

En el ámbito terrestre se utilizaron como criterios:

a. Factores naturales: la presencia de lomas costeras, ya que ellas marcan la influencia de la interacción mar–tierra.

b. Curvas de nivel: Se consideró la curva de nivel de los 1000 m, para afinar las áreas que no estaban cubiertas por zonas de lomas costeras.

c. Administrativos y/o legales: Se consideró este factor en las áreas donde los límites jurisdiccionales distritales se ajustaban mejor que la delimitación de las zonas de lomas costeras. Este fue el caso de la provincia de Camaná.

Como procedimiento se determinó priorizar para la delimitación el uso de los factores naturales, representados por la presencia de las lomas costeras de la región; en las áreas donde no había presencia de lomas, se consideró la curva de nivel de los mil metros de altitud; finalmente, se utilizó el criterio de la delimitación distrital en aquellas zonas donde la información de los dos primeros factores no era relevante.

Con el uso de todos los criterios se garantiza que la totalidad de actividades estén consideradas para el manejo integrado de la zona marino costera de la región Arequipa (Figura de la página anterior). Es decir, caen dentro de esta delimitación los factores socio económicos (asentamientos urbanos y rurales, comunidades, usos tradicionales del suelo y del mar, usos potenciales, necesidades básicas de la población, servicios públicos, vías, infraestructura), factores ambientales (Áreas Naturales protegidas, áreas de reserva, santuarios, ecosistemas críticos o estratégicos y ecosistemas frágiles), y usos (áreas de reserva turística, áreas de reserva portuaria, Puertos y área de influencia, vías de navegación, zonas industriales, zonas de pesca o veda y zonas para la Maricultura).

Los aprendizajes en ésta experiencia, posibilitaron su réplica en la delimitación de la ZMC de la región Moquegua, incorporando dentro de los criterios de la delimitación terrestre la distribución de matorrales costeros. La experiencia ha sido enriquecedora para quienes participamos y ha mostrado cómo el trabajo interinstitucional concertado de los profesionales de las instituciones públicas y privadas logra importantes frutos en la planificación del territorio de nuestras regiones.