Capacidades para la Gestión del Cambio Climático en Ciudades Costeras

Las zonas costeras son consideradas especialmente vulnerables a los impactos del cambio climático, hecho que exige que tanto las autoridades como la población de estas regiones tengan la capacidad de implementar herramientas y medidas de adaptación y mitigación que les permitan reducir su vulnerabilidad frente a los impactos de dicho fenómeno.

En el Sur, las ciudades de Ilo (Moquegua), Camaná y Mollendo (Arequipa) -cuya importancia estratégica a nivel socioeconómico y territorial descansa en sus actividades metalúrgicas, agropecuarias, pesqueras, portuarias y turísticas- se ubican en una de las zonas más áridas del planeta, condición que, unida a su cualidad costera las hace especialmente vulnerables a los efectos del cambio climático. Adicionalmente, durante los últimos años se ha evidenciado una reducción en la disponibilidad de agua debido a la alteración en los patrones de precipitación pluvial en las zonas altas de sus cuencas, hecho que ha sido acompañado por un mayor crecimiento y demanda de este recurso por parte tanto de la población como de las actividades productivas, originando serios conflictos socio ambientales.

Por otra parte, los gobiernos locales de la zona carecen de instrumentos de gestión que permitan una debida adaptación a los efectos del cambio climático, por lo que las poblaciones más vulnerables, que dependen de actividades vinculadas al aprovechamiento de los recursos naturales, sufren los peores impactos de este fenómeno global.
En el Norte, las cuencas costeras de Huaral y Huaura (Lima) se caracterizan tanto por la fuerte vocación alimentaria de sus actividades productivas, como por el desarrollo de actividades extractivas en las partes altas de sus cuencas y en el mar adyacente a sus costas. Estas zonas cuentan además con diversos espacios de alta biodiversidad como lomas, humedales costeros, lagunas alto andinas, islas, puntas y yacimientos arqueológicos de importancia.
Aunque por sus características estas zonas están expuestas a importantes y variados impactos debido al cambio climático, las capacidades locales para enfrentar este fenómeno son claramente insu­ficientes, lo que constituye una alta vulnerabilidad del territorio y sus habitantes.
El principal objetivo de este Programa es Fortalecer las capacidades de las autoridades, funcionarios públicos y líderes sociales para adaptarse con eficiencia y apertura intercultural a los impactos del Cambio Climático.
De igual manera busca Sensibilizar sobre la importancia del Cambio Climático a nivel Global, del Perú y su localidad, compartir aportes teóricos y conceptos útiles, tanto locales como externos, para un efectivo tratamiento de la adaptación intercultural al Cambio Climático y desarrollar habilidades y destrezas prácticas para una efectiva adaptación al Cambio Climático.
Finalmente también buscamos con esta experiencia fomentar la apropiación de valores y actitudes que garanticen el mejoramiento de la vivencia de adaptación al Cambio Climático.
El programa se trabaja en base a los siguientes los siguientes enfoques:
– Gestión de riesgos,
– Desarrollo local y regional en un contexto de cambio climático,
– Gestión Medio Ambiental en un contexto de Cambio Climático,
– Pobreza y equidad de género en un contexto de cambio climático.